ALIMENTACIÓN FUNCIONAL Y EL PROCESO DE INFLAMACIÓN


Se puede decir que el equilibrio salud – enfermedad consiste en un proceso gradual de inflamación crónica es decir que vivimos en un proceso constante de inflamación dependiendo en gran manera de nuestro estilo de vida. Manteniendo una alimentación sana y balanceada, haciendo ejercicio; y el reposo, llámese sueno, meditación o yoga, contribuyen a que esta inflamación sea mínima y en ciertos casos negligente.

El proceso inflamatorio se inicia en el metabolismo especialmente de los azucares o carbohidratos altamente refinados (harinas) : entre mayor sea el consumo de estos , por encima del requerimiento calórico establecido o normal de las grasas y las proteínas, habrá mayor inflamación . Con el tiempo esta situación nos lleva a una condición que predispone al proceso oxidativo colocando una sobrecarga no solo de radicales libres , sino también una acumulación de energía de reserva como grasa y depositando ésta en sitios estratégicamente ubicados ( alrededor del abdomen y la mal llamada visceral) y, predisponiendo en un futuro cercano , según el sexo y la edad, a la obesidad y a una condición nueva denominada “ SINDROME METABOLICO O SINDROME X” . Esta condición se caracteriza por tener una cintura mayor a 100 cm. ó 88 cm. en mujeres , presión arterial alta y una glicemia mayor a 120.

En la actualidad estamos viviendo una epidemia de obesidad y más preocupante es que esta epidemia se extiende a los niños menores de 16 anos. Si recordamos que desde la elaboración de la anterior pirámide alimenticia ,diseñada por el FAD, en la década de los anos setenta ; en la base de la pirámide se encontraban los cereales y granos pero no especificaba cuales ( todos refinados ). Se aconsejaba ingerir hasta 7 porciones al día y aquí se encontraban las harina refinadas como los panes, panecillos, tortas, el arroz , pastas , cereales de caja. Esta situación llevo a un aumento de sobrepeso y obesidad mórbida con el subsiguiente desarrollo de enfermedades cardiovasculares, renales, hipertensión, y diabetes tipo II en un población relativamente joven. Y ahora lo que sí es preocupante, por contar con poblaciones cada vez de mayor edad, es la aparición creciente de la enfermedad de ANZHEIMER. Estos procesos se pueden reducir o retrasar siguiendo las recomendaciones que se exponen a continuación

Solo ahora, por estudios serios y a través de observaciones científicas se revaluó el concepto del aporte nutricional en la pirámide modificándose ésta con cambios sobre todo en lo que se refiere el consumo de carbohidratos: REDUCIR las porciones y que estos no sean del tipo procesados o refinados y cambiarlos por aquellos de fibra soluble, granos enteros , con menos almidón en la cocción, y de un concepto muy reciente, de bajo INDICE GLICEMICO. El porcentaje de consumo diario según las diversas dietas está entre el 40 al 55 % del total del aporte total calórico.
LOS ALIMENTOS FUNCIONALES

Los alimentos funcionales son aquellos que nos aportan los nutrientes necesarios para llevar una vida saludable previniendo y reduciendo el riesgo de enfermedad mediante un control sano en la alimentación, haciendo énfasis en los más recientes esquemas de nutrición .
Existen numerosos esquemas muy actualizados de alimentación que nos harán llevar una dieta o alimentación balanceada en las proporciones apropiadas entre carbohidratos, proteínas y grasas. Estas proporciones varían según las dietas y su propósito es de ajustar una dieta para cada individuo según su fisonomía y su programa a seguir ya sea por reducción de peso o por razones de salud.
Según el esquema de la Universidad de Harvard , las proteínas son necesarias para la construcción y restitución de los tejidos y para el correcto funcionamiento de los procesos vital como la replicación del DNA y, no deben emplearse como fuentes de energía. Este esquema pide que sean el 20% de la dieta diaria

Las grasa constituye una fuente alterna y diferida de energía y como alimento necesarios para la función cerebral, motricidad y para el correcto funcionamiento orgánico. Su aporte en la dieta según este esquema es de 35 %. Se recomienda que sean del tipo poli-insaturados o mono-insaturados y en especial que sean de un correcto equilibrio entre omega 3 y omega 6.

Por último, los carbohidratos como fuente principal de energía, que no pasen del 45 % del total. Se recomiendan como alimento funcional todos aquellos que no sean procesados o elaborados industrialmente. Aquí se descartan las harina blanca y todos sus derivados que son elaborados a partir de ella como pan tortas panecillos, el arroz, pasta o tallarines blandos y los tubérculos : papas y productos de la tierra. Se prefieren los cereales completos y panes multi-granos , una variedad de arroz “ basmati “, y pasta o tallarines provenientes de sémola dura y cocinados “al dente “ . Además se encuentran aquí, todos los carbohidratos simples que provienen de los vegetales las frutas preferiblemente no tropicales, las leguminosas y productos lácteos bajos en grasas. Todos estos alimentos se ubican dentro del grupo de bajo índice glicémico. Se prefieren los cereales enteros y no procesados como avena en hojuelas, salvado de trigo, la cebada y la quinoa, éstos se consideran amigables para el corazón reducen el colesterol malo ( LDL ) y son una fuente principal de fibra soluble

Productos lácteos como el yogurt y sus cultivos de bacilos vivos son cada vez más populares cómo fuente de alimentos con micro nutrientes y reguladores de la flora intestinal.

Las legumináceas: frijoles, lentejas garbanzos, son todos alimentos de un alto contenido proteico contienen fibra y producen sensación de llenura.
Cada día se encuentran propiedades de salud en muchos alimentos corrientes. Los más recientes son el resveratrol que se encuentra en la cáscara de las uvas, el que se encuentra en el curry y la canela que se ha encontrado que baja los niveles de insulina.

Por último el aceite de oliva es un producto graso principalmente de tipo ácido graso mono insaturado, su historia data de más de cinco mil anos y se sabe que bajo su presencia se conjugan la acción de muchos nutrientes para llevar una vida más saludable. Se prefiere que el aceite sea virgen y de la primera prensada.

En el próximo boletín lea sobre el concepto reciente de INDICE GLICEMICO Y CARGA GLICEMICA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *