Ritidectomia – Rejuvenecimiento Facial

XAVIERSANCHEZ - facial

La ritidectomía también conocida como estiramiento facial es una técnica quirúrgica extremadamente popular que se encuentra entre los diez procedimientos cosméticos más populares hoy en día. Los procedimientos de estiramiento facial han sido realizados por más de un siglo y tanto las técnicas como la tecnología han mejorado con el paso del tiempo.

Tanto mujeres como hombres se pueden beneficiar de la cirugía de estiramiento facial debido a que las arrugas afectan a ambos sexos por igual. Debido a que normalmente las mujeres llevan el pelo largo es más fácil esconder las incisiones que se hacen durante la cirugía. No obstante, un buen cirujano facial también puede hacer incisiones muy discretas para un hombre.

¿Qué es una ritidectomía o estiramiento facial?
Una ritidectomía es un procedimiento en el cual la piel de la cara es tensionada para darle al rostro del paciente una apariencia más juvenil. Debido al envejecimiento y la gravedad, la piel de la cara de una persona tiende a colgarse y a sentirse flácida. Este es el momento en el cual la cirugía de estiramiento facial se vuelve una gran opción para verse más joven. Hoy en día existen muchas técnicas diferentes con resultados fiables y duraderos. La ritidectomía es un procedimiento que implica hacer incisiones enfrente y detrás de la oreja y pueden extenderse hasta el cráneo. Una vez que las incisiones están hechas, se realizan diversos grados de penetración en la piel y se estiran las capas más profundas de la esta. También se puede realizar una liposucción y tensar los músculos del cuello y la papada. Asimismo, la piel sobrante es removida o reposicionada. Igualmente, tensionar los tejidos suaves del rostro sirve para restaurar y dar una apariencia más juvenil en la cara.

¿Quién es un buen candidato para una ritidectomía?
Es común que el rostro sea el primero en mostrar los signos del envejecimiento. La gravedad y la disminución del volumen dan como resultado rasgos faciales del envejecimiento. La gran mayoría de los pacientes que piden una evaluación para someterse a un estiramiento facial sienten que sus rasgos faciales no reflejan su juventud espiritual y su alto nivel de energía. Ellos están buscando la manera de rejuvenecer y mantener una apariencia fresca. Al final, un estiramiento facial te permitirá regresar las manecillas del reloj y sentirte mejor reflejando tu joven espíritu.

¿Cómo me evaluará el cirujano para una ritidectomía?
Durante la consulta pre-operatoria, el cirujano hará un examen físico y preguntará acerca de tu historial médico. Durante el examen físico se examinarán la estructura de los huesos, la estructura subcutánea de la piel, el grosor de la piel, la textura y la elasticidad así como el grado de las arrugas y pliegues faciales. Esta información será usada para formular un plan quirúrgico y los objetivos del procedimiento serán discutidos. Generalmente, un estiramiento facial es un procedimiento muy versátil, debido a esto el cirujano te explicará la técnica que mejor se adecua ti y que te ofrece los menores riegos posibles. Después, el cirujano plástico seleccionará la técnica que según su criterio te ayudará a obtener resultados óptimos basado en lo discutido con respecto al resultado que se desea lograr.

¿Cuáles son los riesgos de una ritidectomia?
Afortunadamente, los riesgos asociados con la cirugía de estiramiento facial son infrecuentes. Cada año, miles de personas se someten a una cirugía de estiramiento facial exitosa y está satisfechos con los resultado. Sin embargo, cualquier persona que esté considerando someterse a una cirugía de estiramiento facial debe saber cuáles son los riesgos y beneficios. Es mejor si estos se platican en persona con el cirujano plástico o alguien del personal calificado del doctor.

Algunos de los posibles riegos que pudieran ocurrir incluyen hematomas (una acumulación de sangre bajo la piel), infecciones y alguna reacción a la anestesia. Aunque los cirujanos plásticos están preparados para manipular de manera segura la piel del rostro y los tejidos, es posible causar daño a las estructuras subcutáneas, pero esto es solamente temporal. Las incisiones del estiramiento facial son casi siempre muy discretas, sin embargo, esto no es totalmente predecible debido a variaciones individuales de curación. El paciente puede ayudar a minimizar ciertos riesgos siguiendo las indicaciones y recomendaciones del cirujano, antes y después de la cirugía.